Mochila DeLuca

 Como mi mochila de trote (de ir a trabajar cada día) está ya pidiendo una jubilación (es ESTA), mi objetivo "egoista" de este mes era coserme una nueva.


Tras un intento fallido (me he cosido un bellezón que os enseñaré más adelante, pero en el que no cabe mi portátil), me lancé a por la mochila Deluca, que hacía tiempo que me apetecía coser.


Elegí telas tesoro de mi armario (para algo que me coso, que me chifle!), y está feo que me lo diga yo misma, pero ¡por favor qué maravilla!

Vale, el patrón es genial y facilita mucho que el resultado sea bueno (puedes encontrarlo en el Club Lulú Ferris), las telas son preciosas y también ayudan un poquín, pero es que la cosí con tantas ganas que ha sido una triunfada total. (Mi auto-regalo de cumpleaños fue pasar la tarde cosiendo)


Es una mochila mucho más grande de lo que imaginaba con las piezas cortadas sobre la mesa, además, la polipiel al ser bastante tiesa, da mucho cuerpo y queda más "elevada" por arriba, lo que me viene genial para poder meter el portátil con su funda acolchada incluida (puedes ver esa funda y el tutorial AQUÍ). En mi versión no hay bolsillos interiores (llevo un neceser con todo para cambiarlo de mochila a bolso en un pimpám), ni los dos laterales.


En fin, que van a caer más de estas seguro, se cose genial, muy fácil (la única complicación es el tejido elegido), y el resultado espectacular! 

La tela estampada es un diseño de Gaia Marfurt, la polipiel es de Cal Joan, las cintas, cremalleras, cordones y abalorios son de The Sewing Cat.


Voy a incluir mi súper mochila en el recopilatorio semanal MiMi del Club Malas Costureras. ¡Ven a ver costuras molonas!




You Might Also Like

0 comentarios

Si te ha gustado... déjame un comentario!